Decidí luchar por mi libertad

A finales de 2010, mientras estaba estudiando tercero de Derecho, me diagnosticaron un Trastorno Obsesivo Compulsivo muy agudo. Aunque llevaba muchos años sufriendo y llorando en silencio, nunca tomé consciencia de que aquella angustia desmesurada era un problema de salud mental. Fue una auténtica pesadilla y, en más de una ocasión, me planteé poner fin a tanto dolor.

A pesar de esta situación, con la ayuda incondicional de mi familia y los profesionales de la salud mental, inicié lo que yo denomino una transición hacia la libertad.

Durante estos años, muchos pensaron que no podría seguir adelante con mis metas. Sin embargo, les demostré que estaban equivocados:

⚖️ Me licencié en Derecho y obtuve un posgrado avanzado en ciencias jurídicas por la Universidad Pompeu Fabra. Actualmente, estoy especializándome en Derecho Deportivo y Responsabilidad Social Corporativa en el Deporte con el fin de encontrar un proyecto ilusionante en el ámbito de las fundaciones deportivas.

📢 Fundé y presidí el Instituto de Salud Mental de la Abogacía, una entidad sin ánimo de lucro que trabajó por la buena salud mental y el bienestar de la Abogacía. Obtuvimos el apoyo de decenas de profesionales de distintas disciplinas en todo el mundo, así como el apoyo expreso de las principales organizaciones internacionales del sector legal.

🏀 Seguí jugando al baloncesto y ejercí, en su momento, como entrenador de equipos formativos femeninos.

No fue/es nada fácil y sigo luchando cada día por mi libertad. Sin embargo, ahora puedo soñar y tengo claro que quiero sumar esfuerzos en aquellos proyectos en los que haya un propósito.



El deporte siempre ha formado parte de mi vida. Fui jugador de 𝗯𝗮𝗹𝗼𝗻𝗰𝗲𝘀𝘁𝗼 🏀 durante muchos años. Cuando inicié mis estudios en Derecho, empecé a ejercer de entrenador de equipos formativos. En particular, teniendo en cuenta que defiendo enérgicamente el deporte femenino, he llevado mayoritariamente equipos femeninos en distintos clubs.

Durante muchos años, también he participado activamente en varios campus de baloncesto. Estas vivencias, consistentes en estar rodeado de jugadores/as que quieren aprender y divertirse, han sido muy
positivas para mi propio bienestar.

Aunque durante estos últimos años he estado centrado en el ámbito de la salud mental de la abogacía (Instituto de Salud Mental de la Abogacía) y la defensa de los derechos de las personas con discapacidad psicosocial (asesoramiento jurídico a una federación y activismo en primera persona) ⚖️, quiero destacar que mi primera “experiencia profesional” fue un caso de titulaciones deportivas en Cataluña. Esa fue mi primera toma de contacto con el Derecho Deportivo y fue una experiencia sumamente enriquecedora, tanto a nivel personal como profesional.

Considero que el deporte, más allá de su aspecto competitivo, constituye una herramienta muy poderosa para transmitir valores universales a las futuras generaciones (respeto, diversidad, inclusión, igualdad y solidaridad), así como para transformar la sociedad.

Asimismo, mi faceta de jurista y persona comprometida con la defensa de los Derechos Humanos hace que esté muy interesado en la investigación, el análisis y la resolución de conflictos en el mundo del deporte. El baloncesto 🏀 y el fútbol (femeninos) ⚽️ son mis principales deportes de referencia.

Artículos

Ir al contenido